Allegion

Subestación eléctrica de Kreuzberg en Berlín:
Alta tensión garantizada.

 

El fin de la era industrial ha dejado tras de sí un rico patrimonio, sobre todo en Berlín. Uno de sus testimonios más impresionantes es la modernizada «Umspannwerk Kreuzberg» en la Paul-Lincke-Ufer, en el corazón de la ciudad, justo a la orilla del Landwehrkanal. En 1925 se construyó aquí la primera y hasta ahora más emblemática subestación eléctrica de la Compañía Eléctrica Municipal de Berlín (Berliner Städtischen Elektrizitätswerke AG, BEWAG). El lugar donde alguna vez generadores y cientos de cajas de distribución aseguraban el suministro municipal de energía se ha convertido en uno de los centros empresariales y culturales más interesantes de Berlín. Desde su reapertura en el año 2002, la subestación sigue fascinando con su mezcla de alta tecnología, arquitectura de vanguardia y elementos protegidos. El sistema de cierre y control de acceso 3060 de SimonsVoss se integra discretamente en su histórica atmósfera.

Trabajar, comer, festejar en un ambiente elegante: en la subestación eléctrica de Kreuzberg todo esto es posible. Muchas empresas creativas y de Internet han encontrado su hogar en los espacios tipo loft magníficamente equipados de los que dispone. A mediodía se puede comer en el Bistro HERTZ, con su salón exterior ajardinado, mientras que por la tarde, los amantes de la buena mesa acuden en masa al restaurante VOLT, uno de los mejores locales de la ciudad. El centro también extiende su fama más allá de las fronteras de Berlín como plataforma para acontecimientos de todo tipo, ya se trate de cenas de gala, ferias, congresos o fiestas por todo lo alto.

_

Electrizante bienvenida.

«Catedral de la electricidad, joya de la cultura industrial, la subestación eléctrica suele ser mencionada con superlativos, y con razón», dice su gerente, Ilja Wolf-Bauwens. En 2002, tras dos años de reformas y rehabilitación, llegó definitivamente la hora para él y su equipo: el edificio de más de 12 000 metros cuadrados compuesto por un total de cinco pabellones, abría de nuevo sus puertas. Wolf-Bauwens: «Durante todo el proceso de restauración, consideramos muy importante conservar el carácter industrial y la imagen histórica de la construcción. Al mismo tiempo, teníamos que poner al día las instalaciones y la técnica de seguridad del edificio. Aún así, conseguimos en gran medida mantener perfectamente el equilibrio. No obstante, todavía tuvimos que esperar para encontrar una solución óptima para el control de cierre y acceso. «Al principio, teníamos un sistema mixto de técnica de cierre con llaves y técnica digital de SimonsVoss accionado por transpondedores. No era lo ideal». En comparación directa con el sistema clásico de llaves, fueron conociendo y evaluando las ventajas de SimonsVoss, líder technologia de sistemas digitales de cierre y control de acceso, y por eso, a partir de 2004 también emprendieron poco a poco la tarea de conversión a la técnica digital de cierre de las puertas principales de entrada y de las numerosas puertas exteriores y de acceso a las oficinas de los inquilinos. Según Ilja Wolf-Bauwens, el principal desencadenante de este cambio fue el deseo general de una mayor flexibilidad: «Aquí tenemos muchas oficinas y locales comerciales y un grado de renovación muy dinámico, y por tanto, también se pierden muchas llaves y se dan muchos cambios de aprovechamiento y autorización de acceso. Nuestro objetivo era reducir al mínimo la carga administrativa que todo esto conlleva y la exposición a riesgos de seguridad para nosotros y nuestros inquilinos».

La subestación está excelentemente preparada para las diferentes necesidades de los inquilinos, entre los que se encuentran muchos representantes de la generación de 'nativos digitales'. «Nuestros alquileres suelen ser a muy corto plazo», dice el gerente.  «No importa si es un diseñador que necesita ocupar durante un par de horas alguno de nuestros puestos de coworking, una oficina de servicios compartidos que se muda tres meses a nuestros locales o una empresa de nueva creación que precise de oficinas más grandes. Tenemos la solución adecuada para los deseos de cada inquilino».

_

Siempre al corriente.

Y SimonsVoss, Múnich, ofrece la solución de cierre adecuada. La base para ello reside en su administración central en línea con el software intuitivo Locking-System-Management (LSM). Su ventaja es que todas las tareas se resuelven en línea desde el PC: desde la administración de grupos hasta la asignación de derechos para usuarios individuales. «Ahora, todo el manejo es mucho más sencillo, rápido y flexible. Dependiendo de la duración de una relación de alquiler o de trabajo, podemos conceder acceso por semanas, días e incluso horas y retirarlo de nuevo. Y en caso de pérdida, el transpondedor se puede bloquear inmediatamente. La libre administración del plan de cierre es verdaderamente genial para las múltiples exigencias que se nos plantean», dice entusiasmado Wolf-Bauwens.

Actualmente hay unos 350 transpondedores en uso, en su mayor parte en manos de los inquilinos.  Dependiendo del tipo de uso, se establece un importe global de programación o una fianza para el transpondedor. Al principio, no todos estaban convencidos. «Muchos de nuestros inquilinos son muy jóvenes y aún no están sensibilizados con el tema de la seguridad. Pero ahora –y también debido a pasados delitos y robos– saben que el dinero de los transpondedores es una buena inversión y que se pueden aprovechar extraordinariamente de la flexibilidad del sistema SimonsVoss. Se trata de un proceso de aprendizaje», cree Wolf-Bauwens. Gracias a la posibilidad de controlar cada uno de los accesos en caso de necesidad, los abusos ya son cosa del pasado. Los actuales 40 colaboradores fijos del jefe de la subestación también están satisfechos. Gracias al transpondedor, se pueden mover libremente sobre el terreno y, dependiendo de su misión, tener acceso a su oficina correspondiente o a la zona de operaciones. Los colaboradores autónomos, el personal de limpieza y seguridad o los operarios también disponen de un «aparatito» digital. Y la pila de un transpondedor dura mucho tiempo: hasta un millón de activaciones o 10 años en espera. «Para nosotros es lo ideal, ya que algunas de nuestras puertas se abren más de cien veces cada día. Es mucho, pero las pilas resisten».

_

… y a toda marcha.

Por lo general, se exige mucho de las puertas de la subestación. Debido a las especiales condiciones de protección monumental y contra incendios, las puertas deben cumplir las mayores exigencias. «El  patrimonio histórico exige, por ejemplo, que el sistema de cierre sea adecuado para pesadas puertas de acero sujetas a protección y no se admiten reformas en las mismas o en sus marcos. La tecnología digital sin cables responde perfectamente a las expectativas de esta misión», dice Wolf-Bauwens. Para la protección contra incendios, son determinantes la seguridad de las puertas del edificio que se encuentran a lo largo de las vías de escape y una conexión fiable con el sistema interno de alarma. «Si algo no va bien desde un punto de vista técnico, en unos pocos minutos se presentan aquí dos equipos de extinción de incendios de los bomberos. Por suerte para nosotros, gracias a la función de cierre en bloque de SimonsVoss, podemos ahorrarnos preocupaciones en este sentido», dice. Efectivamente, el sistema de alarma solo se puede conectar cuando se cierran todas las puertas de la zona de seguridad. Con el sistema de alarma activado, la función de cierre en bloque impide que se traspasen por descuido y se dispare una falsa alarma. No obstante, en caso de incendio también es posible una apertura de emergencia que, como de costumbre, se hace con un transpondedor.

Según el punto de vista del jefe de la subestación, la ampliación del sistema digital de cierre ha sido, a todas luces, rentable: «Está claro que no es barato. Pero, visto en perspectiva, las ventajas económicas son muchas. Tampoco hay que olvidar la flexibilidad, la escalabilidad y la manipulación a medida, que es simplemente inmejorable. Es precisamente en un edificio multiusos como el nuestro, que debido a su estructura constructiva histórica debe satisfacer muy diferentes misiones desde un punto de vista organizativo y cumplir tantas condiciones técnicas, donde se demuestra que no hay nada mejor. Este inquisitivo personaje nacido en Düsseldorf también tienen muchos planes de futuro. «Me gustaría asociar el uso del transpondedor a nuestro sistema interno de pago. Por lo demás, queremos aprovechar las enormes ventajas de nuestra ubicación, seguir creciendo y llevar a cabo muchos más proyectos interesantes teniendo presente a SimonsVoss». En pocas palabras: La conexión Baviera-Berlín seguirá dando que hablar. 

 

«Está claro que un sistema digital de cierre no puede ser barato. Pero, visto en perspectiva, las ventajas económicas son muchas. Tampoco hay que olvidar la flexibilidad, la escalabilidad y la manipulación a medida, que es simplemente inmejorable. Es precisamente en un edificio multiusos como el nuestro, que debido a su estructura constructiva histórica debe satisfacer muy diferentes misiones desde un punto de vista organizativo y cumplir tantas condiciones técnicas, donde se demuestra que no hay nada mejor.»

Ilja Wolf-Bauwens, Gerente de Umspannwerk Kreuzberg GmbH 


Desafío:

  • Nueva instalación de un sistema digital de cierre y control de acceso
  • Administración central
  • Modificación a corto plazo de autorizaciones de acceso
  • Integración en red de varias sedes
  • Integración de sistemas externos para control de puertas de emergencia y sistemas de alarma

Solución:

  • Sistema digital inalámbrico de cierre
  • Administración central de acceso en el PC con interfaz gráfica, reprogramación de autorizaciones de acceso por radio
  • Software Locking-System-Management (LSM) de fácil manejo
  • Smart Relé, función de cierre en bloque

 

 

 

 

SimonsVoss Technologies GmbH
Feringastrasse 4
85774 Unterfoehring, Alemania
Tel:  +49-89-99228-0
Fax: +49-89-99228–222   
www.simons-voss.es

Allegion